Copy

Unas placas doradas

Como saben las 35 personas que ya han recibido por lo menos una vez esta newsletter, siempre comenzamos con una curiosidad matemática relacionada con el número de suscriptores que tenemos en cada momento. Gracias a las tres personas que se han sumado durante el último mes (¡hola, gente maja!), este mes nos toca empezar hablando del número 38. Podría contaros que se trata de un número defectivo, semiprimo y libre de cuadrados. Lo acabo de leer en Wikipedia, no creáis que soy un genio matemático. Pero prefiero compartir un dato mucho más suculento: el tamaño estándar de las pizzas familiares en España es de 38 centímetros. Y, hablando de pizzas, es probable que alguna vez te hayas planteado lo siguiente: si tengo mucha hambre, ¿merece la pena pedir una pizza familiar o dos medianas? En este artículo encontrarás la respuesta que nos ofrecen las matemáticas a esa pregunta. Eso sí, las matemáticas son incapaces de ofrecernos una respuesta al otro gran debate relacionado con las pizzas: ¿es gastronómicamente defendible poner piña en la pizza? Yo os daría mi opinión, pero a la vista de lo que cuesta lograr seguidores, mejor me la reservo...
Y ahora sí, empezamos a hablar de cuestiones relacionadas con la ciudad de Madrid. En esta ocasión, voy a hablaros de unas pequeñas placas de bronce que han empezado a extenderse por las calles de nuestros distritos. ¿Te has cruzado con alguna de ellas? ¿Sabes a qué se deben? Me estoy refiriendo a las "stolperstein", unos adoquines que están siendo colocados donde vivieron algunos de los madrileños deportados a los campos de exterminio nazis y con los que se pretende honrar su memoria. Las "stolperstein" fueron creadas por el artista alemán Günter Demnig y, desde que se instaló la primera en Alemania en el año 1997, ya hay unas 80.000 repartidas por el mundo. En 2019 se colocaron las cinco primeras en Madrid, y durante los últimos meses su instalación ha recibido un empujón notable. El portal de datos del Ayuntamiento no ofrece datos actualizados, pero la siguiente imagen, tomada de la página web del diario El Salto, servirá para que las reconozcas si te cruzas con alguna de ellas.

Las "stolperstein" son un bonito ejemplo de cómo las ciudades pueden relacionarse con la memoria histórica. Los nombres con los que bautizamos nuestras calles, también. Por ejemplo, en su estupendo proyecto "La calle de las mujeres", el colectivo Geochicas ha plasmado sobre un mapa el porcentaje de calles dedicadas a mujeres en algunas ciudades españolas y latinoamericanas. El dato no es muy halagüeño si atendemos a Madrid, donde casi un 80% de las calles están dedicadas a hombres y un 20% a mujeres (muchas de las cuales, además, proceden del terreno de la religión). En nuestra ciudad ya se han dado algunos pasos para revertir esta estadística (como los espacios que van a dedicarse en Retiro a Gabriela Morreale y a Elisa Serna), pero el nombre de las calles sigue siendo un inagotable campo de batalla. Félix Población lo ilustra muy bien en este artículo al explicar por qué no es lo mismo llamar a una calle Hermanos García Noblejas o llamarla calle Institución Libre de Enseñanza.
Los más fieles a esta newsletter ya sabrán que uno de los temas que más nos interesan es dejar constancia de la cruzada emprendida por el actual ayuntamiento contra la participación ciudadana (eh, Almeida, eh). Sin embargo, es muy bonito ver cómo, a pesar de todas las presiones, el asociacionismo y el trabajo vecinal siguen abriéndose camino. En este sentido, recientemente hemos sabido que el Ateneo Maliciosa —un espacio social en Arganzuela— ha reunido el dinero que necesitaba para abrir sus puertas gracias a una campaña de micromecenazgo. Y también hemos asistido a iniciativas vecinales la mar de curradas (como voy a hablaros de Vallekas, la expresión "la mar de" viene que ni pintada), como "La zarzuela del Kas", un espectáculo musical al aire libre estrenado en junio y en el que sus participantes repasaron la historia del distrito. O, como lo llamaron ellos con muy buen tino, "un musical autobiográfico de Vallekas".

Las actividades de la asociación

Durante el pasado mes de junio organizamos una charla en homenaje a Elisa Serna, cantautora vecina de nuestro distrito, fallecida en 2018 y que va a dar nombre a los jardines que están junto al Centro de Mayores Perez Galdós. Pese a que la charla se realizó por Zoom, la cariñosa participación de Víctor Claudín y Julia León logró que el ambiente fuese muy cálido. Si te la perdiste, aún puedes verla pinchando en la imagen anterior o en este enlace de YouTube. Y la cosa no acaba aquí: tenemos la intención de que la charla sea la semilla de un homenaje presencial y con música en directo dentro de unos meses. Os mantendremos al corriente en esta newsletter y a través de nuestras redes sociales. Y de cara a julio, ya tenemos un encuentro previsto para el próximo miércoles 14 de julio, a las 18.30. Concretamente, se trata de una charla sobre los logros de los foros locales y el futuro de las mesas:



Además, la asociación Hacenderas organizó durante el pasado mes de junio su primera gran asamblea, en la que hicimos memoria sobre las actividades realizadas durante los últimos 20 meses. Y, oye, visto todo de golpe, impresiona un poco la cantidad de cosas que hemos hecho: la despensa solidaria (que sigue en activo cubriendo las necesidades de nuestros vecinos), charlas y coloquios, la organización de un concurso fotográfico (que se celebrará en los próximos meses), recogidas de juguetes, la publicación de un fanzine, la limpieza de caminos durante el temporal Filomena, un paseo por Madrid (en colaboración con el Espacio de Igualdad Elena Arnedo), la participación en el taller de Medialab "Madrid: construir barrio en pandemia", actividades en el huerto urbano de Adelfas. Si todas estas actividades te han animado a arremangarte y apuntarte en nuestra asociación, en la siguiente imagen tienes un brevísimo resumen de nuestros objetivos y de cómo proceder.

Otras noticias de interés:

En el año 2006, cuando era presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre decidió construir un campo de golf en Chamberí. Los vecinos se organizaron para detener el proyecto y la justicia terminó dándoles la razón, como recuerda este artículo titulado "Golf, mordidas y tribunales".
Este reportaje entrevista a algunos de los participantes en las "batallas de gallos" entre raperos que se celebran en algunos de los barrios del Sur de Madrid. Rabia adolescente, creatividad urbana, cemento y muchas rimas son algunos de los ingredientes que encontrarás en su lectura.
El Ayuntamiento ha anunciado el desmantelamiento del paso elevado de Pacífico. Según las autoridades, los trabajos constarán de dos fases, desmontaje y reurbanización, y estarán finalizados en los primeros meses de 2023.
Los vecinos del norte del distrito se están movilizando contra la proliferación de terrazas en las calles, en lo que supone una pérdida desmedida de espacios públicos para los vecinos y una merma en su calidad de vida.
Y ya nos despedimos con los mejores deseos para nuestros suscriptores y con una petición: si conoces a alguna persona que pueda estar interesada en las actividades que llevamos a cabo en la asociación, por favor, reenvíale esta newsletter para que se suscriba pinchando en este enlace. Y si quieres mandarnos alguna información, tienes nuestra dirección de correo a tu disposición: asociacionhacenderas@gmail.com Y os recordamos que esta newsletter descansará en agosto. Que, como cantaba El niño gusano, toca poner nuestra mente al sol. Muchísimas gracias por leernos y nos vemos en septiembre.
Copyright © Asociación Hacenderas, Todos los derechos reservados.

Our mailing address is:
Asociación Cultural Hacenderas
Calle Doctor Esquerdo, 150
MADRID, Madrid 28007
Spain

Add us to your address book


Want to change how you receive these emails?
You can update your preferences or unsubscribe from this list.

Email Marketing Powered by Mailchimp