Copy

La repera de enero

Muchos esperábamos ansiosos la llegada de 2021, pensando que igual nos salía un año más tranquilo. Pues nada, las primeras semanas de 2021 no nos han ofrecido mucha tregua.
Antes de hablar sobre la gran nevada que nos ha caído, nos gustaría echar la vista atrás y hacer un breve balance de 2020. Probablemente haya sido el año más difícil de nuestras vidas. Pero también nos ha traído el surgimiento de muchas inicitativas vecinales. De eso mismo hablaba una noticia publicada el 24 de diciembre en el diario El Pais, titulada "
El gran año de la solidaridad vecinal en Madrid". Entre otras cosas, la noticia destaca que antes del verano hubo más de 60 despensas vecinales funcionando en Madrid, de las que se beneficiaban casi 46.000 personas que lo necesitaban.
Esta noticia habla, precisamente, de nuestra asociación, y explica que, en el momento álgido de la crisis por el coronavirus, nuestra despensa vecinal llegó a atender a 160 familias. En las últimas semanas de 2020 llevamos a cabo diversas actividades con las 60 familias que aún seguían recibiendo la despensa, como una visita al centro de Madrid o una recogida solidaria de juguetes con la que despedimos el año:

Al hacer balance de 2020 también querríamos mencionar a las 4.000 personas, la mitad menores, que llevan sin luz eléctrica desde principios de octubre en la Cañada Real. Los vecinos se han desgañitando pidiendo soluciones, pero las autoridades competentes y la empresa Naturgy se han ido pasando la pelota y no han ofrecido ninguna solución. Es más, la única respuesta que han obtenido los vecinos ha sido el menoscabo y la criminalización.
A este respecto, nos parecen especialmente certeras las palabras del escritor David Trueba: "Resulta penoso que una autoridad se haya referido a que los cortes de luz tienen que ver con las plantaciones ilegales de marihuana y haya tildado a todos sus pobladores de traficantes de drogas que aparcan los cochazos frente a la vivienda. Si algo así fuera cierto, lo razonable sería actuar legalmente para frenar esa deriva y atajar el delito. Y si más que una verdad es una manera de sacudirse la responsabilidad, sonaría tan chusco como llamar a todos los que viven en las urbanizaciones de lujo delincuentes tan solo porque algunos de sus vecinos son reiterados defraudadores fiscales".
Y este despropósito se ha vuelto aún más sangrante durante la borrasca Filomena, que nos ha traído nieves de hasta 50 centímetros a las calles de Madrid. Sobre esta borrasca, La Marea expolora en un artículo titulado "Filomena es cambio climático" la relación entre estos episodios de frío excepcional y el cambio climático: "Que el cambio climático alimenta los fenómenos meteorológicos extremos, tanto fríos como cálidos, es una realidad", leemos.
La borrasca nos ha dejado estampas hermosas en nuestras calles. Y algo aún más importante si cabe: después de tantos meses de incertidumbre, otra vez hemos vuelto a escuchar risotadas en las calles. Filomena ha permitido que la crisis sanitaria por el coronavirus pase a un segundo plano en nuestros pensamientos. Pero también ha tenido una cara menos amable: la que han sufrido aquellas personas que sufren pobreza energética y aquellas que no han podido recibir la atención sanitaria requerida por las limitaciones a la movilidad.
Pero otra vez, esta situación extraordinaria ha desatado una nueva ola de solidaridad vecinal. Algunos ciudadanos han puesto sus vehículos a disposición de quienes los necesitasen para el traslado de sanitarios y de enfermos. En Twitter, la etiqueta #caminosvecinales ha recopilado información sobre todas las iniciativas vecinales destinadas a limpiar de hielo los caminos para que las personas pudieran desplazarse por sus barrios. Nuestra asociación ha participado en la limpieza de los accesos al hospital Gregorio Marañón, como vemos en esta foto:
Confiamos en que la borrasca se aleje sin causar muchos destrozos. Y que el año 2021 transcurra, como decíamos al principio, con un poco más de tranquilidad. Y que acabe siendo recordado como el año en que, gracias a la vacuna, nos sobrepusimos al coronavirus. Pero si el año 2021 nos trae nuevos desafíos, aquí estaremos, listos para cuidarnos unos a otros. Feliz año a todos y muchas gracias por leernos.
Copyright © Asociación Hacenderas, Todos los derechos reservados.

Our mailing address is:
Asociación Cultural Hacenderas
Calle Doctor Esquerdo, 150
MADRID, Madrid 28007
Spain

Add us to your address book


Want to change how you receive these emails?
You can update your preferences or unsubscribe from this list.

Email Marketing Powered by Mailchimp