Número 77

La reflexión.

El día en que viajé en el tiempo.
 

Fue en Sevilla y debía de ser 2006. Iba caminando rápido junto con quien por aquel entonces era mi jefe. Supongo que hablábamos de alguna entrega que teníamos o sobre algún cliente. Él había sido mi profesor y me había fichado para su estudio. Aprendí mucho a su lado. También sobre diseño. El caso es que caminábamos rápido por la acera sin ser yo muy consciente ni en qué calle estábamos. De pronto él, sin pararse, era un tipo muy impulsivo, se mete en una tienda. Yo le sigo sin dejar la conversación que teníamos y mientras él se adentra, yo me quedo paralizado al dar justo mi primer paso dentro. Fue como si me cayera un rayo, como si me hubieran congelado de golpe. Al menos así debió de verse desde fuera porque desde dentro, desde mí, lo vi diferente. Desde dentro fue un viaje en el tiempo. Yo viajé en el tiempo.

Durante unos años de mi infancia vivimos en una calle del barrio de La Macarena en Sevilla. Una calle bulliciosa, ruidosa y con tráfico, pero una calle de barrio. Por lo menos en aquellos años lo era. Estaba el quiosco de Pepe, la panadería de Carmen, el bar de Manolo… y la herboristería de frente por frente a mi portal. Algo que descubrí al llegar de pequeño a Sevilla desde Barcelona fue que las tiendas no se ceñían a vender lo que uno se espera que vendiesen. El día que mi madre me mandó a comprar lejía a la panadería de Carmen, yo entendí que “ya no estaba en Kansas” y que aquí las cosas eran un tanto diferentes. Pues bien, en la herboristería frente por frente a mi portal no sólo vendían hierbas, sino que también vendían juguetes. Playmobil, TENTE y Meccano que, por aquel entonces, era lo que un niño de 7 años deseaba con más fuerza. Yo me quedaba embobado mirando los juguetes fantaseando con tener el Barco Pirata o el Fuerte del Oeste mientras mi madre compraba… ni idea de qué compraba mi madre. Yo estaba en mi mundo. Yo estaba en lo importante. En aquel momento yo no reparaba en nada que no fuera mi ensoñación jugando con aquellos tesoros. No reparaba en el olor intenso y penetrante de aquella tienda: mezcla imposible de hierbas, especias, condimentos… Un olor que no volví a sentir hasta 20 años después cuando, sin reparar dónde estaba y siguiendo a mi jefe, me adentré en aquella tienda para viajar en el tiempo. Justo al momento donde yo soñaba con Playmobil y mi madre compraba… lo que quiera que comprase.

Un olor, un aroma puede hacerte viajar en el tiempo. Yo lo hice a mi infancia y fue tan impactante que aún lo recuerdo vívidamente. Sé que en aquel instante yo dejé de estar allí para estar en otro lugar o en otro tiempo. A veces me asalta la duda de si a dónde viajé fue realmente a mi infancia o al recuerdo de mi infancia ¿Es el recuerdo de mi infancia un lugar o un tiempo? ¿Y si viajé a un recuerdo idílico, un recuerdo pulido por la nostalgia? Quizá incluso el recuerdo que ahora tengo de lo que sucedió ya de adulto esté también contagiado por la nostalgia.

Cita Svetlana Boym a Charles Maier en su libro “El futuro de la nostalgia”: «La nostalgia es a la memoria lo que el kitsch es al arte.» ¿Habré convertido en un objeto kitsch lo que sucedió? A veces he pensado que podría volver y comprobar si sigue en pie la herboristería frente por frente a mi portal e intentar recrear la vivencia. No creo que lo haga. El miedo a no viajar de nuevo en el tiempo y que todo fuera falso me puede más que la nostalgia.

Los enlaces.

Padawanes.

 

Padawanes es una plataforma para conectar profesionales con experiencia y gente que empieza en el sector del Diseño Digital. Crear un ecosistema sano, diverso y profesional es labor de quienes formamos parte de él. El proyecto de Pablo, Víctor y Diego aspira a ser un facilitador de la experiencia desde quienes más llevan en esto hacia quienes recién empiezan. Un proyecto con un propósito honesto que cuenta con toda mi admiración.

Este jueves 16 de julio a las 20.00 h. han organizado una mesa redonda que emitirán en directo por Youtube (en el momento de escribir esto aún no hay enlace), pero lo cuentan en este tweet.

Quienes participan en la mesa, llamada "La trampa del UX/UI", son gente a la que admiro enormemente y que seguro dan juego a un debate que pinta interesante. Tanto si estás empezando en el sector, como si ya llevas lo tuyo en esto, te recomiendo que no te la pierdas.

Salirse de la norma.

 

Puede que sea nostalgia (hoy va de nostalgia la cosa) o puede que simple saturación de homogeneidad, pero esta galería de webs que se salen de la norma y aportan narrativa y algo de diversión me hace tener esperanza en que se pueden hacer las cosas de diferente manera. Podemos causar un impacto mejor y más memorable en nuestras audiencias. Podemos dejar una huella, un rastro de emoción y conexión que vaya más allá de la funcionalidad. Whimsical recoge sitios así y yo me alegro de que exista.

La metáfora como guardián de la nostalgia.

 

"The warm comfort of the previous era becomes nostalgia’s nostalgia, serving no other purpose than gatekeeping the future."

Seguimos con la nostalgia con un buen post sobre esqueuomorfismo. Yo soy de los que piensa que el objeto esqueuomorfo es el resultado del no-diseño y que una metáfora es siempre un apaño que tarde o temprano se termina rompiendo. Mis alumnas saben bien lo pesado que soy con eso.

En este número de la newsletter de Marcin Wichary, design manager de Figma, se se da una visión del esqueuomorfismo más equidistante que la mía, pero con unos ejemplos muy bien traídos. El ejemplo de la papelera de Mac es en mi opinión uno de los mejores ejemplos de esqueuomorfo intencional para mostrar como una metáfora se interpone en las posibilidades de uso del elemento diseñado. Echadle un ojo y ya me contáis.

Pragmatismo y Diseño.

 

Desde el estudio Guindo han comenzado una serie de artículos sobre filosofía y diseño. El primer post es una introducción al Pragmatismo y al trabajo de Sanders Pierce. Leí sus trabajos sobre semiótica en la facultad y me hicieron levantar la ceja y decir: aquí hay algo para mí. De ahí pasé a Neurath, Arnzt y el enganche con el diseño ¡Qué recuerdos!

Os recomiendo la lectura del post si os interesa la relación entre el pensamiento y el diseño. Felicidades al equipo de Guindo por la iniciativa.

La tipografía en las apps de Apple.

 

Lo bueno de las WWDC son la cantidad de contenido de calidad que se genera tanto de desarrollo como de diseño. Si te va la tipografía y quieres profundizar en cómo optimizar legibilidad y accesibilidad en tus apps, te animo a que veas este vídeo. Entenderás, por ejemplo, las ventajas de trabajar a partir de ahora con tipos variables y cómo mejorar el soporte de tipografía dinámicas para custom fonts.

Cuando Galileo medía el tiempo en corcheas.

 

Almudena podría tener una sección fija en Honos porque todo lo que escribe me parece oro. En este artículo nos habla de cómo la habilidad que tenemos como humanos para recordar los tempos de las canciones nos permite medir el tiempo y establecer sistemas de medición de una forma extremadamente precisa. Además el vídeo que sirve de excusa para el artículo es maravilloso. 

Iki.

 

Me ha fascinado este proyecto del estudio Tatabi. Innovación en formato, materiales, producto y packaging en una categoría donde parecía todo inventado. Este dentífrico natural de nombre Iki e inspirado en las calas de Menorca es, además de precioso, reutilizable y respetuoso con el medio ambiente. Chapó.

Si ya eres parte de la comunidad de Honos y quieres contribuir para que pueda seguir escribiendo y enviando la newsletter cada semana, puedes hacerlo vía ko-fi y te estaré muy agradecido :)

icon Invítame a un ko-fi
Comparte en Twitter
Suscríbete

Previously on Honos…


La mejor tipografía para una web cómica
¿Deberías estar ganando más?

Un Nuevo Ataud Para Blancanieves

Redimensiona de la manera más sencilla

Meander
Así cocino yo
Land-book
Una tipografía muy andaluza
Contra
Quarantype
Guía de estrategia online
50 charlas de diseño que ver en una cuarentena

Se despide con una sonrisa honesta, Máximo, diseñador, aprendiz de newslettero y disfrutando unos días con la familia y la Solubleta.

En número #77 de Honos ha sido escrito mientras escuchaba:
The daily Planet – Mark Hollis

Copyright © 2020 Honos, All rights reserved.


Cansado de recibir esta newsletter?

Desuscríbete aquí