Copy
La nueva entrega de La Bonilista, la lista de correo de bonillaware.com. El newsletter de noticias relevantes para personas importantes ¡Bienvenidos!
Bonillaware S.L.U.

Guerra y Pau

 
Este fin de semana he coincidido con Pau Garcia-Milá en la XGN de Santiago. Pau y su empresa eyeOS han estado en boca de todos en los últimos días porque, como tantas empresas de este país, por falta de financiación e ingresos, es posible que tenga que cerrar y despedir a sus trabajadores.
 
Pero el caso de Pau es diferente. Diferente porque montó su empresa con 17 años. Porque es alto, guapete y buen comunicador, pero, sobre todo, diferente porque Pau es famoso.
 
Por eso, una parte del mundillo estartapil de este país lo ha machacado sin piedad, acusándole de vender humo y de dedicarse más a recorrer redacciones y platós que a construir una empresa rentable. Curiosamente, el mismo mundillo que defiende a bombo y platillo que fracasar no es malo, porque “aprendes”.
 
Vivimos en un país-martillo, donde se lamina a cualquiera que sobresale un poco, pero yo vivo en una burbuja. Un entorno artificial que he construido para ayudarme a conseguir mis sueños. Y en mi entorno -mis amigos y la gente con la que trabajo- la historia de eyeOS se ha tratado de forma diferente.
 
Cuando Pau empezó a salir en todas partes, apenas levantamos las narices de lo que estábamos haciendo para echar un vistazo a lo que intentaba hacer y resoplar, con el escepticismo del que sabía que lo que intentaba era técnicamente MUY complicado y el respeto del que reconoce el valor para intentarlo.
 
Ahora que las cosas no van tan bien, nada ha cambiado. El día a día es demasiado trepidante como para perder el tiempo criticando a un camarada del metal en horas bajas. Cuando saltas al ruedo, sabes que pasado mañana puedes ser tú el que tenga los mismos problemas, da igual que seas un matador mediático como Pau o, como yo, el bombero torero.
 
En realidad, que a Pau y a eyeOS les vaya mal es malo para todos. Al menos, para todos los que intentamos crear y vivir de la tecnología. Siempre lo he dicho: nos hacen falta más Paus y más Enriques Dans.
 
Nuestra industria, nuestro sector, necesita interlocutores que consigan explicar a la Sociedad qué hacemos y por qué lo hacemos. Gente como Pau, que rompa el estereotipo del programador gordo, desaliñado y asocial. O como Enrique, que ha conseguido llevar la tecnología a plantas nobles donde, hasta entonces, sólo se hablaba de ladrillos y hormigoneras.
 
Y no es nada fácil. Si no me creéis, intentadlo. He tenido el placer de ver a los dos en acción y ambos son excelentes comunicadores. Llevo años dando charlas por todo el mundo y os aseguro que sé de lo que hablo.
 
No pude escuchar entera la charla de Pau en la XGN porque la organización me sacó de la sala para conceder una entrevista a un periodista de El Diario de Pontevedra. No lo busqué, me lo pidieron. Como a Pau. Como a tantos otros.

La primera pregunta de la entrevista fue: “Entonces, ¿puede decirse que eres un gurú de Internet en España?”. Y, por mucho que le expliques al periodista que no, que no puede decirse esa majadería, al final dirá lo que quiera.
 
Supongo que, si algún día me la pego, esa entrevista –junto con mi blog, mis charlas o la aspiradora de horas de sueño que es la Bonilista- será uno más de los argumentos que esgrimirán iluminados y poseedores-de-la-verdad-absoluta para decir que, en realidad, sólo vendía humo.
 
Espero que, si eso llega, tenga la sabiduría suficiente para seguir haciendo lo de siempre: levantar las narices de lo que esté haciendo durante un momento, resoplar y seguir trabajando. Como Pau. Como tantos otros.
 


Si te ha gustado, pinta, colorea, copia y distribuye:

Like La Bonilista - Guerra y @Pau on Facebook share on Twitter Google Plus One Button


¡Apoyar a la Bonilista es fácil! Sólo tienes que comer empanadas o jugar con videojuegos.

2.510 tarugos han recibido esta Bonilista.

Copyright © 2013 Bonillaware, Todos los derechos reservados.
Email Marketing Powered by Mailchimp