Copy
La nueva entrega de La Bonilista, la lista de correo de bonillaware.com. El newsletter de noticias relevantes para personas importantes ¡Bienvenidos!


 
Volver
 

Según la investigadora del CSIC Amparo González-Ferrer, entre 2008 y 2013, alrededor de 700.000 españoles emigraron en busca de oportunidades laborales. Aunque nuestro sector es una burbuja sin apenas paro laboral, bastantes de ellos eran informáticos que querían escapar de la dinámica de consultora-charcutera que domina el panorama nacional.
 
Un montón de profesionales que se han hecho un hueco en empresas de todo el mundo y que, probablemente, estarían dispuestos a volver a casa -trayendo consigo toda la experiencia aprendida- si encontraran las condiciones adecuadas. Pocos lo hacen, porque encuentran casi tantas dificultades para volver como las que tuvieron para marcharse.

Volver

Cuando un expatriado se plantea regresar tiene que hacer frente a una mudanza, la búsqueda de un nuevo hogar, contratar decenas de servicios y suministros básicos, hacer las gestiones para toda su familia –que puede tener nacionalidad española o no- viaje con todos los papeles en regla y, por supuesto… buscar trabajo.
 
Hoy por hoy, pasar un proceso de selección en una empresa española remotamente, a cientos o miles de kilómetros de distancia, es ciencia ficción. También que esta pague el desplazamiento para hacer una entrevista de trabajo. Por eso nació la iniciativa volvemos.org, con la intención de facilitar el retorno de talento a España.

 
Que existan organizaciones, administraciones y empresas que estén dispuestas a allanar el camino a los que quieren volver es un comienzo. Quizás otra posible solución para hacer que el proceso fuera menos traumático sería que estos empezaran teletrabajando desde sus países de residencia, pero muchos se preguntarán: ¿por qué deberían hacer semejante esfuerzo las compañías españolas? Y, llegados a este punto, ¿por qué limitarse sólo a contratar españoles?
 
El hecho es que... no deberían. Si la posibilidad de contratar talento de todo el mundo compensa el esfuerzo suplementario que implica coordinar trabajo en inglés y en distintas zonas horarias y, además, tienen presupuesto para pagar salarios competitivos en economías con niveles de vida más altos ¿por qué no hacerlo? Pero aunque sea comprensible que las compañías tengan dudas a la hora de asumir todos esos compromisos, ¿hay alguna empresa tecnológica en este país que no quisiera traerse de vuelta a Raúl de Heroku, David de Amazon o Mar de Microsoft?

 
También habrá algunos que se pregunten: ¿por qué querrían volver esos profesionales si están tan bien considerados? Esa es una pregunta que sólo puede hacerse el que no haya tenido que intentar criar a sus hijos sin ningún familiar cerca para echar una mano el día que se pongan malos –por ejemplo- o nunca haya estado lejos de un ser querido cuando este más le necesitaba. Pensar que “como en España no se vive en ningún sitio” es tan estúpido como no querer ver que a todo el mundo le gustaría vivir cerca de sus raíces -su familia y sus amigos- pero, claro, no a cualquier precio.
 
Por eso creo que las empresas tecnológicas españolas deberían hacer un esfuerzo por repatriar talento o, al menos, importarlo. Más allá de su experiencia y habilidades, un empleado español compartirá lugares comunes –sociales, culturales y lingüísticos- con la mayoría de sus compañeros. Un trabajador extranjero, sin embargo, aportará diferentes puntos de vista, idiomas y contactos con los que encontrar nuevos mercados, clientes y oportunidades. Contratando a un emigrante, una empresa puede conseguir ambas cosas. Por eso, cada vez que uno regresa, es una buena noticia. Para todos.


 
OFERTA DE TRABAJO QUE PATROCINA ESTA BONILISTA
Backend Developer Senior (desde 30.000 hasta 40.000€ al año)

Ticketea es una startup española que desarrolla software de gestión de eventos y venta de entradas, que no para de crecer. Por eso, están buscando un Backend Developer Senior que refuerce su equipo de producto, formado por 15 personas. 

Buscan a alguien que esté orgulloso/a del código que firma, que tenga buen conocimiento de Python y de bases de datos e interés en temas de rendimiento y escalabilidad, fundamental en una web que puede llegar a gestionar decenas de miles de usuarios concurrentes.

En su oficina en el centro de Madrid -siempre provista de café, galletas y tentempiés- disfrutarás de clases de inglés, horario flexible durante todo el año y jornada continua durante julio y agosto. Además, tendrás total libertad para elegir tu entorno de trabajo y podrás teletrabajar puntualmente.

Más información sobre la oferta aquí y sobre la empresa acá


¿Te ha gustado este texto? Ayúdale a llegar a más gente:

Like Volver #Bonilista on Facebook share on Twitter Google Plus One Button

 

7.074 tarugos han recibido esta Bonilista.

(Ilustración original cortesía del dibujolari Hugo Tobio)

¡Apoyar a la Bonilista es fácil! Sólo tienes que comer empanadas.

Copyright © 2017 Bonillaware, Todos los derechos reservados.