Copy
View this email in your browser
¿El 60% de los estadounidenses
apoyan la legalización?
Ni siquiera...
 
Por Bridget Klotz

El martes 7 de febrero, el periódico Providence Journal presentó este titular: “Tres de cinco [el 60%] en Rhode Island apoyan la legalización de la marihuana para el consumo recreativo, dicen las encuestas”. Este artículo continuó la narrativa pro-legalización iniciada el pasado octubre por una encuesta Gallup que llegó a la conclusión de que el 60% de los adultos estadounidenses mayores de 18 años quieren que se legalice la marihuana para el consumo recreativo. 

Sin embargo, los resultados de las elecciones en noviembre del 2016 contradicen de forma directa estas cifras de la encuesta. De hecho, la derrota en Arizona de la legalización de la marihuana para el consumo recreativo refuta la idea de que tantos estadounidenses desean esa legalización.

Los números de la elección no sólo NO apoyan la narrativa de los defensores de la legalización, sino que presentan algo totalmente diferente y hasta de manera chocante: es un porcentaje muy pequeño de gente en los estados que aprueban la legalización que toma la decisión por la inmensa mayoría de la gente que vivirá con sus consecuencias.

California, con una población de un poco más de 39 millones de personas, vio que un poco menos de ocho millones de sus 19,2 millones de votantes inscritos dijeron ante la legalización, que es una aprobación de un total de acaso el 41%. Al tomar en cuenta los adultos mayores de 18 años, la muestra usada por la encuesta Gallup ve caerse en picada el número de adultos que dan su aprobación a la legalización de la hierba en California al 27% - que es menos que la mitad del supuesto 60% aseverado por los defensores.

Aun más asombroso es que esto significa que menos de 8 millones de votantes decidieron que unos 31 millones de los otros californianos tendrán que lidiarse con las consecuencias de la marihuana legalizada. El 20% de la población eligió esa opción por el otro 80%. 

Casi el 38% de los votantes inscritos del estado de Maine aprobaron la legalización de la marihuana, que es el 22% por debajo de esa cifra mítica del 60%. Cuando se toma en cuenta la población de Maine mayores de 18 años, esa aprobación baja al 35%. Lo que se vio en Maine es que el 28% tomó la decisión por todo el estado. 

Massachusetts vio también que el 38% de sus votantes inscritos dieron su aprobación, pero si se suma el total de la población con más de 18 años de edad, la cifra de la aprobación baja al 32%. Ninguno de estos números se acerca al 60%. Sin embargo, el 26% de los ciudadanos de Massachusetts que votaron eligieron esa opción por el 74% de la población que acabará viviendo con ella.

El 36% de los votantes inscritos de Nevada dijeron , y al ajustar esa cifra con los adultos mayores de 18 años, baja al 27% la aprobación de la hierba legalizada, pues, otro estado con menos de la mitad del 60% anunciado. El 21% de los votantes de Nevada eligieron una opción con que tendrá que vivir y aguantar el otro 79% que no la aprobaron.

¿Y por qué existe esta discrepancia? Los defensores de la legalización saben que los números engendran los números, es decir, que si el público cree que es inevitable la legalización, más probable es que brinde su apoyo a ella. Sin embargo, los resultados de las elecciones de noviembre indican que lo inevitable de la legalización está a años luz, y puede que la marea esté yendo en otra dirección.
 
 
Se considera como posible causa de la muerte de un californiano los hongos
en la marihuana medicinal

Algunos pacientes que recibían la quimioterapia intensiva y la terapia de hemocitoblastos (Nota: también conocida como terapia de células madres) como tratamiento de su cáncer cayeron enfermos con una micosis rara pero mortal en un hospital del norte de California. Los pacientes son jóvenes y pasan por unas “batallas contra el cáncer posibles de ganar”. Uno, sin embargo, falleció y no del cáncer sino de la micosis.

Los médicos se pusieron a averiguar el porqué, pero sospechaban que el hongo podría haber salido de la marihuana que usaron los pacientes para aliviarse de sus náuseas y vómitos provocados por la quimioterapia. Los médicos dicen que en sus laboratorios, a veces, ven un nivel del 20% a 30% de contaminación de hongos en las muestras de la marihuana.

Reunieron unas 20 muestras de la marihuana medicinal de toda California y las analizaron minuciosamente. Se escandalizaron al ver que un 90% de las muestras resultaron contaminadas, y algunos de esos contaminantes se parecían a las infecciones vistas en sus pacientes.

“Klebsiela, escherichia coli, seudomonas y acinetobacter--éstas son unas infecciones muy serias para cualquier persona ingresada en el hospital”, y en particular para las personas inmunodeficientes, dijeron los médicos.

“Existe el concepto erróneo de que los productos confeccionados por estos dispensarios se han analizado para no tener ningún riesgo para los pacientes, pero no es necesariamente así.” 

Lea el artículo (en inglés) aquí.
 
La marihuana medicinal de la zona de la
Bahía de San Francisco tiene
resultados positivos para una fungicida tóxica

Desde los años 90, los Laboratorios Steep Hill, los laboratorios que ayudaron a los médicos identificar los contaminantes en la hierba de California que se menciona en el artículo anterior, ha estado analizando unas muestras de la marihuana para ver si tienen contaminantes. “Vemos pasar por nuestros laboratorios unas muestras contaminadas que tendrían que destruirse en otros estados”, dice uno de los investigadores de estos laboratorios. 

Un problema es un pesticida que se llama miclobutanil y que frecuentemente se vende bajo el nombre comercial de Eagle 20. Su uso con las uvas no es peligroso, pero al calentarse, se produce el cianuro de hidrógeno, que es una sustancia muy tóxica para los seres humanos. La compañía que fabrica este pesticida dice que nunca debería usarse en la marihuana.

Lea el artículo (en inglés) aquí.
 
Un dispensario en Arizona de la marihuana medicinal anuncia la retirada de unos productos

Un dispensario de la marihuana medicinal en Arizona retiró por su propia voluntad varios de sus productos comestibles empapados con la marihuana. Los productos retirados incluyen una salsa para los fideos que se llama Marynara Pasta Sauce, una salsa picante, una mostaza Dijon con miel y un catsup Sriracha. El dueño del dispensario dice que la retirada de estos productos se debe a un problema con su empaque. 

Las autoridades de sanidad del condado, sin embargo, dicen que ninguno de estos productos se habían analizado para ver si tienen patógenos y algunos de los cuales podrían haberles enfermado a las personas. Una portavoz para la administración de sanidad dice que colaborarán de forma estrecha con el dispensario para asegurar que se sigan todas las medidas de seguridad.

Lea el artículo (en inglés) aquí.


The Marijuana Report is a weekly e-newsletter published by National Families in Action in partnership with SAM (Smart Approaches to Marijuana). Visit our website, The Marijuana Report.Org, to learn more about the marijuana story unfolding across the nation.
 
SUBSCRIBE to The Marijuana Report.
SUBSCRIBE to Spanish edition of The Marijuana Report.
 
About National Families in Action (NFIA)
NFIA consists of families, scientists, business leaders, physicians, addiction specialists, policymakers, and others committed to protecting children from addictive drugs. Our vision is:
  • Healthy, drug-free kids
  • Nurturing, addiction-free families
  • Scientifically accurate information and education
  • A nation free of Big Marijuana
  • Smart, safe, FDA-approved medicines developed from the cannabis plant (and other plants) 
  • Expanded access to medicines in FDA clinical trials for children with epilepsy 
About SAM (Smart Approaches to Marijuana)
SAM is a nonpartisan alliance of lawmakers, scientists and other concerned citizens who want to move beyond simplistic discussions of "incarceration versus legalization" when discussing marijuana use and instead focus on practical changes in marijuana policy that neither demonizes users nor legalizes the drug. SAM supports a treatment, health-first marijuana policy.  SAM has four main goals:
  • To inform public policy with the science of today's marijuana.
  • To reduce the unintended consequences of current marijuana policies, such as lifelong stigma due to arrest.
  • To prevent the establishment of "Big Marijuana" - and a 21st-Century tobacco industry that would market marijuana to children.
  • To promote research of marijuana's medical properties and produce, non-smoked, non-psychoactive pharmacy-attainable medications.
National Families
National Families
National Families
National Families
National Families
National Families
The MJ Report
The MJ Report
The MJ Report
The MJ Report
The MJ Report
The MJ Report
SAM
SAM
SAM
SAM
SAM
SAM
Copyright © 2017 Familias Nacionales en Acción, All rights reserved.


unsubscribe from this list    update subscription preferences